jueves, 1 de noviembre de 2012

La casa de Covelas, entre las vieiras y el cordero

Nombre             O Recuncho de Pepe e de María
Lugar                 Covelas (Castroverde),
Teléfonos          982 31 21 65
Especialidades  Vieiras, cordero asado, caza y cocido.
Cierra                No


 
A principios de año y después de veintiuno en El Candil de Lugo, la cocinera María Fouz González encendió los fogones en su antigua casa familiar rehabilitada, la de Marzo, en Covelas, localidad situada a menos de dos kilómetros de la capital municipal de Castroverde. El nombre, O Recuncho de Pepe e de María, en honor del matrimonio promotor (él, José Lombao Lence). Sin embargo, los clientes lucenses lo siguen identificando con el nombre de su anterior bar capitalino y en la zona de Castroverde, por Casa de Marzo.

María Fouz, con casi 30 años en la cocina (de ellos nueve en Alemania), reconoce que la caza, sobre todo la perdiz y el jabalí, es lo que más le agrada preparar.

El típico cocido (en temporada) de esta cocinera siempre gozó de fama y en este año duplicó la demanda; en ello influyó el disponer en Covelas de comedores más espaciosos (unas 70 plazas) que antes en Lugo.

Sin embargo, sobre todo en el fin de semana es casi imprescindible encargar el menú. Vieiras (sólo con jamón, cebolla y pan rallado), cordero y pollo casero, son los platos más solicitados.

En el menú del día, seis primeros y otros tantos segundos. Entre los primeros no faltan los chipirones, calamares, croquetas o gambas; de forma rotatoria, lentejas, caldo, sopa o guiso. Como segundos, lomo fresco, churrasco de ternera (muy bueno), filete de ternera, carne asada, pollo o falda cocida. Huevos y chorizos (frescos) fritos, un plato excelente.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

lunes, 18 de junio de 2012

'Villapol', en Trabada, la casa de los platos de caza


Nombre             Bar Villapol.
Lugar                 Trabada., Rúa do Concello, 22 (frente a la casa consistorial).
Teléfonos          982 13 50 27.
Especialidades  Platos de caza mayor.
Cierra                No. 


El establecimiento que desde hace años rige el hostelero Emilio Loureiro López conserva el nombre de sus fundadores, los hermanos Villapol, cualificados industriales madereros que lo promovieron hace más de 30 años. En la actualidad, el Bar Villapol constituye un lugar de referencia de Trabada, municipio situado en la zona nordeste luguesa, que comparte el servicio de un viejo café con un remozado comedor. La especialidad de esta casa está en la caza, principalmente en la mayor: jabalí, corzo y venado. Por ello, la recomendación del propietario, Emilio Loureiro, tiene que guardar relación con las piezas cinegéticas: sopa de pescado o marisco, jabalí asado y postre. El menú del día, en el que los guisos, potajes, el pescado o la carne forman el nudo central de la oferta, es muy cotizado. Sin embargo, no consta de muchos platos, sólo los suficientes para superar la monotonía. Tres de primeros y otros tantos de segundos, además del postre, pan y vino de la casa, son la referencia. Fabada, sopa de cocido y macarrones, para el primer plato, y filete de ternera, merluza en salsa y carne asada, para el segundo, pueden ser los platos de un día cualquiera. Al margen del día a día, en el Villapol, Emilio Loureiro, pretende no descuidar los postres de la casa: flan, requesón y crema catalana.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

'Casa Guillermo', una taberna con mucho gusto


Nombre             Casa Guillermo
Lugar                 San Andrés de Logares-A Fonsagrada,
Teléfonos          982 184028
Especialidades  Cocido, embutidos, pollo, caza y fabas con jabalí
Cierra                No. Imprescindible encargar


 
Una de las viejas tabernas de San Andrés de Logares, —la única que sigue abierta a lo largo de la carretera de A Fonsagrada a A Pontenova— constituye a su vez un santuario de la auténtica comida casera de esta zona de A Montaña. Se trata de Casa Guillermo, que actualmente regentan Argelio Fernández Queipo y Alicia Pérez Ferreiros, matrimonio que hace unos cuatro años apostó fuerte por este mesón al acometer una acertada rehabilitación del viejo edificio de piedra. Ella, Alicia, una de esas jóvenes excelentes cocineras que marcan la diferencia a la hora de presentar la cocina tradicional, es la hija de Guillermo; éste y su esposa, Sofía Ferreiro Río, reabrieron la vieja taberna en 1970. En Guillermo mandan los productos de la casa, incluido el pan, algo nada habitual en esta época. El vino también es de calidad. Lo mismo hay que decir del botelo, los chorizos y el salchichón. Sólo una muestra de los platos más demandados de esta taberna: la caza (de pelo), el pollo asado y las fabas con jabalí. ¡Ah!, y las tortillas. Las tartas (de queso y de nuez) y las filloas, exquisitas. Igual consideración para los dulces de crema. Como colofón, un apartado para el cocido gallego: lacón, cachola, botelo, chorizos, garbanzos, cimos y patatas. El precio, 18 euros, incluidos otros complementos.
TEXTO: ALONSO SÁNCHEZ/FOTOS: SANTY LÓPEZ

La noble casa del lugar de Alvaredo de Moscán


Nombre             Las Horas Perdidas
Lugar                 O Páramo, Alvaredo, en Moscán; a 20 kilómetros de Lugo.
Teléfonos          982 54 32 32
Especialidades  Pata de cordero lechal con castañas, gambas, brochetas y medallones de rape.
Nota                Servicio de comidas sólo a huéspedes de la Casa Rural


 
O Páramo es un municipio del interior lugués rodeado por famosos mesones e, incluso, en la capital lucense un famoso restaurante lleva su genticilio, el Paramés. Hace ya varios años que se rehabilitó en Alvaredo, lugar de la localidad paramesa de Moscán, un noble edificio que acoge el establecimiento Las Horas Perdidas —su gerente es Francisco López— que oferta hospedaje y servicio de comedor de calidad.

Para los que pernoctan en esta casa hay un menú por doce euros, consistente en un plato de cuchara, otro de tenedor y postre.

A su vez, este complejo rural —cuenta con siete habitaciones dobles— también programa para cualquier cliente (es imprescindible reservar) una serie de sugerencias.

Para estos días, la recomendación contempla: pata de cordero lechal con castañas (tiene gran aceptación), gambas Las Horas Perdidas y pescado. De este último sobresalen las brochetas de rape, el medallón del mismo pescado con pimientos del piquillo y bacalao (a la vizcaína). Los revueltos de algas y erizos, el pulpo (tipo feira), las croquetas, los pimientos de piquillo rellenos de bacalao y las ensaladas son otras especialidades de temporada.

De los postres caseros destacan las filloas rellenas de crema pastelera y miel, así como las tartas de castañas y de queso del país.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

'Sara', la taberna más antigua de Negueira


Nombre             Casa Sara.
Lugar                 Negueira de Muñiz., Plaza de la capital municipal, número 14.
Teléfonos          982 35 33 17
Especialidades  Caza (corzo y jabalí), cocido, embutidos, tortillas y pollo. Nota: Imprescindible encargar.
Cierra                No.


La Casa Sara no se trata de un mesón más, sino que es ahora la taberna decana de Negueira de Muñiz, después de cerrar hace años la de Gregorio. Este establecimiento —un antiguo mixto que llegó a disponer de sastrería y que conserva la tienda de ultramarinos— debe su fama de dar bien de comer a Sara Fernández López, (era una maestra en la preparación del jabalí y del pollo), de la que aprendió bien la lección su nuera María del Mar Lombardía Fernández. Ésta y su esposo José Manuel Graña Fernández preparan una nueva etapa para Casa Sara, puesto que se avecinan cambios, no en vano está en proyecto una renovación profunda, proyecto que incluirá la oferta de carne a la brasa. Mientras tanto, en este mesón se mantienen los platos tradicionales —es necesario encargar— entre los que nadie debería perderse el caldo de nabizas o de berzas, los embutidos, el jamón y la tortilla. Esta última (para meriendas y cenas, sobre todo) no se limita a las clásica española; tiene gran salida la que lleva además champiñón y atún. Mención aparte, la caza (jabalí y corzo) que para María del Mar Lombardía es fundamental "lavar moito as pezas o día anterior, adobalas ben e pasalas na cociña de leña". El vino local, de Seira, excelente. Del dulce de la casa destacan las tartas de nuez y de queso, la cuajada y el flan.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

'A Lareira', un cuarto de siglo con pulpo todo el día


Nombre             Pulpería A Lareira
Lugar                 Lugo, Rúa Mallorca, 1 (distrito de A Milagrosa).
Teléfonos          982 21 48 10
Especialidades  Pulpo, bacalao a la gallega, chipirones y calamares. Menú: Siete euros
Cierra                Domingo (excepto en las fiestas de San Froilán y Milagrosa) 


La pulpería A Lareira del distrito lucense de A Milagrosa mantiene la oferta desde hace ya algo más de veinticinco años en que esta casa ha estado regentada por Carlos Sindín Fernández (en la imagen) y Abilio García Castro, dos profesionales de hostelería que hasta 1978 trabajaron en el Café del Centro. El emblema de A Lareira es el pulpo (de buena calidad, procedente del banco sahariano), cocido en un caldeiro de cobre y aderezado con sal gorda, pimentón murciano y aceite de oliva de un grado de acidez. Por siete euros (1.165 pesetas; hace un cuarto de siglo costaba 175) la ración, el cefalópodo se sirve desde las diez de la mañana hasta las once de la noche. El verano y el otoño (San Froilán) son las épocas de mayor demanda. Sin embargo, en esta casa hay algo más que pulpo; chipirones y calamares; cocido gallego (por encargo) no se queda atrás. Una recomendación para un viernes en esta época del año por 16 euros y medio: pulpo, bacalao a la gallega, postre, pan y vino (el blanco, de Ribadavia; el tinto de A Rúa). Del menú, un ejemplo (para el mismo día): callos y ternera asada; o filetes y chuletas. Otros platos: callos (lunes), falda a la maragata (martes), cocido (miércoles), pollo asado (jueves), bacalao (viernes) y ternera asada (sábado). No olvidarse de preguntar por la fabada y el flan casero.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

'Mesón da Rúa', las raciones bien hechas


Nombre       Mesón da Rúa
Lugar                 Lugo, Rúa Nova, 3 (zona antigua y monumental de la ciudad lucense)
Teléfonos          982 22 95 15
Especialidades  Pulpo (típico de Galicia), gambas al ajillo y tortillas, entre otras.
Cierra                No


El Mesón da Rúa es un establecimiento — situado en la ruta de viños e tapeo de la capital lucense— que sobresale por la oferta de las raciones bien hechas, pero al mismo tiempo no descuida el menú diario y la cocina de esta casa, a su vez, está preparada para atender cualquier encargo. En este mesón, que en los últimos quince años está regentado por José Carballo Aguiar, de Sobrecedo (Taboada) y su esposa Concha Méndez Pérez, de Láncara, goza de alta cotización la carta de raciones, principalmente el pulpo (el típico gallego de a feira), las gambas al ajillo (7,50 euros la ración), croquetas (4) y las tortillas. También tienen fama los chipirones y los calamares del Mesón da Rúa. Además de la clientela que acude a esta casa de la Rúa Nova lucense para comer a base de raciones —su dueño dice que con el título de Patrimonio de la Humanidad para la muralla aumentó el contingente de turistas en Lugo, sobre todo en verano— no falta otra que se inclina por el menú. El ejemplo de un día: callos, caldo y guisantes con jamón, para elegir el primero; pescado (coreanos y gallos), carne asada o cordero (de segundo) y postre (fruta y flan de la casa), así como vino, un aceptable cosechero de Chantada. La bodega está bien surtida. Las ensaladas (mixta y de pasta, entre otras), los callos o la fabada (en domingo) y el cocido gallego (en los meses de invierno) tienen buena acogida, lo mismo que todo de tipo de carnes, que sobresalen por su calidad. Una recomendación del mesonero para dos personas podría ser ésta: De entrantes, las gambas al ajillo y el pulpo; entrecot de ternera y chuletitas de cordero, de segundo, así como un flan de la casa de postre.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

El 'Viveiro' lucense, la casa del cabrito asado


Nombre             Restaurante Viveiro
Lugar                 Lugo,Ronda de la Muralla, 39
Teléfonos          982 22 78 10 y 982 22 61 10
Especialidades  Cabrito, almejas, cocido, caldo, calamares y merluza.
Cierra                Domingos (no sirve cenas) y el último del mes, tampoco almuerzos.


La recomendación de la cocinera del Viveiro, Claudia Rego Ramudo, es simple: almejas (con una salsa exquisita), paletilla de cabrito y flan de la casa. El cabrito asado es la mejor tarjeta de este restaurante que regenta Jaime López Castro, de San Simón da Costa (Vilalba); sus padres en 1942 se hicieron con el bar Vivero fundado por un viveirense (zona inmediata a la Porta da Estación) y al ser derribados los edificios adosados a la muralla (1972) pasó al emplazamiento actual. Sin embargo, la merluza a la cazuela, rape y rodaballo; los callos (martes y domingos), el caldo y el cocido gallego, son otros platos que mima Claudina, quien tiene en Pilar Rego, una excelente colaboradora; el pulpo le sale a pedir de boca. Mención aparte merece en el Viveiro el cocido completo (12 euros) en temporada, que lleva: botelo, soá, cachucha, lacón, chorizos, falda y grelos; como colofón, las filloas. Que nadie se olvide de preguntar por las gambas (frescas), langostinos, fabada o guiso. En cuanto al menú del día, éste es cambiante cada jornada. ¿Un ejemplo? Para elegir como primer plato: sopa de fideos, calamares y ensalada mixta; de segundo, cocido gallego, ternera asada, chuleta de cerdo, filete de ternera y merluza a la romana; postre, pan y vino. Los vinos de la casa (blanco y tinto) son de Arxemil (Sober); son muy aceptables.
Texto: ALONSO SÁCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ


jueves, 31 de mayo de 2012

Casa Meleiro, el gran mesón rural de Láncara


Nombre             Casa Meleiro
Lugar                 Láncara.,Carretera de A Pobra de San Xiao a Baralla, kilómetro 11.
Teléfonos          982 18 93 74
Especialidades  Pulpo, cocido gallego, cordero, pollo campero, paella y ensaladas.
Cierra                 No.


En menos de cuatro años Casa Meleiro, en Láncara, gracias a la labor de Ilda Vázquez (también hay que destacar el empuje de su padre José), ha logrado situarse como un famoso mesón rural. Este establecimiento está situado en una antigua y noble casa de labranza, en el que una excelente cocinera como es Ilda (no en vano dedicó muchos años a la hostelería en Madrid, lugar en el que se afincó su padre al retornar de la emigración cubana) apuesta por los productos caseros y de la zona. En este mesón destacan, entre otros, los embutidos, el pollo campero (los que pesan más de cuatro kilos los prepara a la cazuela), la fabada auténtica asturiana, el lechazo (corderos de seis kilos) que es asado con agua y sal, las almejas a la marinera, la ensalada de pollo o las ricas pastas. Pulpo y callos a la madrileña, dos platos propios del domingo. Mariscos, pescados y carnes en general, de calidad. Una recomendación de la cocinera: entrantes variados, paella, carne (osobuco) o pescado (rape o truchas, por ejemplo). También la repostería casera: tarta de queso, arroz con leche, rosquillas, flan y crema catalana. Muy bueno el vino de la casa (de Amandi y de Quiroga). Una referencia del menú del día: dos primeros, entremeses y lentejas; de segundos, parrochas y pollo con setas, además de otros complementos.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

'Río Ladra', una antigua casa grande de Gaioso


Nombre             Restaurante Río Ladra
Lugar                 Gaioso (Outeiro de Rei),Carretera Rábade-Friol, junto al puente sobre el río Ladra
Teléfonos          982 390706
Especialidades  Caza, pescado, cocido gallego, pollo campero con almendras y dulces
Cierra          

El Río Ladra no es un establecimiento más sino el nombre actual de la antigua Casa Grande da Ponte, de Gaioso —hay documentación referente a que en 1845 ya había una taberna en este lugar— y más tarde de la Casa Bouza. Un noble edificio, situado en la margen derecha del río que le da nombre, acoge este restaurante —y muy pronto, a un museo con 268 aparatos de radio— que se complementa con otro inmueble próximo y singular, dedicado a pousada.
La experta cocinera Fina Ríos Luaces y su esposo José López Vizcaíno —uno de sus hijos, Pablo, estudió hostelería— consiguieron últimamente, además de una lograda rehabilitación del lugar
mantener la oferta culinaria tradicional. La liebre en guiso, con fabas o a la cazadora (lleva
mucha verdura) y el jabalí (con una salsa exquisita) son platos mimados. Por nueve euros se pueden comer en esta casa, lentejas y carne asada; por 15, truchas (del criadero del Narla) y carne asada; por 25, guiso de anguila, anguila frita, caza (jabalí), y por 27, media perdiz, conejo,
venado y jabalí, incluido el pan, vino de Chantada), postre y café. El cocido gallego (muy completo) y el pollo campero con almendras son otras viandas referentes. Una pincelada para el dulce: profiterol (bollitos rellenos de crema y chocolate), rosquillas de anís, flan, tartas, brazo de gitano, filloas y orellas.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ


 

     

'Melita' de Bravos, una casa con cocinero propio


Nombre             Casa Melita
Lugar                 Bravos (Ourol),
Teléfonos          982 598100
Especialidades  Callos, cocido gallego, salpicón de pescado y requesón casero
Cierra                No


Melita es una casa de comidas de Bravos (Ourol) —situada en A Garita, en la carretera de Rúa Nova,Viveiro, a Muras—que tiene nombre de mujer —el diminutivo de Amalia López Pardo, taxista—; sin embargo quien está en la cocina es su esposo, Carlos Ríos Franco. Se trata de una vieja taberna, regentada desde hace 26 años por este matrimonio, que mantiene la tienda de ultramarinos y un acogedor comedor. La comida casera que prepara Carlos tiene entre el lunes y el viernes unos menús establecidos, en los que diariamente se incluye la chuleta de cerdo. El ejemplo de un día: fabada y caldo gallego, de primeros, y costilla asada y la consabida chuleta, de segundo, además de pan, vino de la casa y fruta. El lunes es probable que haya callos y pollo asado; el martes, paella, sopa y lacón asado; el miércoles, caldo y cocido; el jueves, fabada y costilla asada, y el viernes, potaje, pollo asado y conejo. Los sábados y domingos no hay menús, por lo que es conveniente encargar, aunque sería muy raro que en un domingo falten los callos, plato referente de este cocinero natural de O Sixto. Salpicón de pescado y tortilla de patatas son platos solicitados, sobre todo en verano, amén del requesón. Y también buena repostería: tarta de queso, bizcocho y un dulce que lleva el nombre de la dueña.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ


'O Pipote', un mesón que exalta la faba de Lourenzá


Nombre             Mesón 'O Pipote'
Lugar                 Avenida do Val, 10,Vilanova de Lourenzá
Teléfonos          982 12 13 02
Especialidades  Fabada de Lourenzá, fabas con almejas, ternera y pollo asado, entre otras.
Cierra                Martes y sábados no sirve cenas.


El matrimonio (Moisés Rego Rego y Marisa Rodríguez) que regenta O Pipote, un mesón asentado en el antiguo bar O Calvo de Vilanova de Lourenzá, no regatea esfuerzos para exaltar un producto local tan famoso como es la famosa faba de las tierras de O Val y de otras zonas de este municipio mariñano. Platos bien cuidados en la cocina de esta casa, de la que se encarga Elena Lombardero, de A Pontenova, son la fabada (con habas, por supuesto de Lourenzá, chorizo, morcilla y panceta, entre otros ingredientes) y las fabas con almejas. Igualmente, se pueden incluir como platos referentes de este mesón algunos tan tradicionales como el caldo gallego (de cimos), el pollo casero y la ternera asada (ésta última también estofada) o la costilla de cerdo al horno y el conejo, sin olvidarse del cordero. En la temporada de invierno se recomienda (por encargo) un cocido completo y lo que nunca faltan dos días al mes son los callos. Se trata del 9 y del 28, días feriados en la capital del municipio norteño de Lourenzá. En cuanto al menú, la oferta cada día es renovada y ésta habitualmente contempla para elegir entre tres primeros (caldo de cimos, entremeses y calamares, por ejemplo) y dos segundos (pollo y churrasco), además del postre y agua o vino de la casa. En O Pipote son famosos dos postres, la tarta de queso y el flan de huevo.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

miércoles, 23 de mayo de 2012

Vilasante, un mesón que renueva cada día el menú


Nombre             Mesón Vilasante
Lugar                 Triacastela,Calle José Cela, 6-7
Teléfonos          982 54 81 16
Especialidades  Callos, carne mechada (contra al horno) y cocido gallego.
Cierra                Domingos (septiembre a mayo)

El Vilasante de Triacastela, establecimiento con medio siglo como mesón y con una trayectoria anterior como taberna y lugar para comer el pulpo en los días de feria, renueva cada día el menú. Sin embargo, hay tres platos que son preparados en esta casa todos los días del año: el caldo (si no hay berzas se buscan otras alternativas), la sopa y la carne asada.

La vieja taberna fundada por Francisco López Vázquez y Herminia Piñeiro Valcarce, que con el paso del tiempo el hijo de éstos, Manuel López Piñeiro, elevó a mesón y fonda, tiene su mejor caudal en la cocina. Al frente de ésta se halla la titular de este restaurante, Vicenta Valcarce Fernández (esposa de Manuel López y madre de José Manuel, que ya se incorporó al negocio familiar), la que es toda una referencia de la cocina tradicional de A Montaña. Además de las especialidades enunciadas (los callos a la madrileña y a la gallega, la carne mechada o el cocido) también son emblema de este mesón, el flan, el roscón o el brazo de gitano.

Para una cocinera como Vicenta Valcarce, de la se puede decir sin que suene a tópico que los fogones no tienen secretos, el mejor exponente está en el día a día. Un ejemplo del menú contempla para elegir el primer plato, callos, caldo gallego, sopa y entremeses; de segundo, ternera asada, filete, chuleta de cerdo y pescado (merluza a la romana); de postre, queso de O Cebreiro, yogur, flan y fruta, además del obligado pan, vino y café.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

‘Río Loyo’, combinación de anguilas y churrasco


Nombre             Restaurante Río Loyo
Lugar                 San Xoán de Loio,
Teléfonos          982 54 50 51
Especialidades  Anguilas, churrasco de ternera y cordero guisado
Cierra               
 
Entre los mesones que lograron mantener una oferta combinada de pescado de río con carne de ternera se puede incluir el restaurante Río Loyo (pronto adecuará el nombre al del topónimo actual de Loio ), representada ésta por anguilas y churrasco.

En la trayectoria de este establecimiento hay un nombre propio, Áurea Rodríguez Toirán, casada con Luis López Rodríguez, matrimonio del municipio de Paradela, que en la década de los años setenta al regresar de la emigración (de Suiza) fundó en Loio una tienda de ultramarinos, que se transformaría en restaurante. Áurea prepara unas anguilas con una salsa espesa (tipo salsa verde, aunque mantiene el secreto de ésta) que tienen alta cotización entre la clientela; sin embargo, las fritas aún son las más demandadas.

En el último cuarto de siglo no se apagó la parrilla (de leña) de esta casa que la misma cocinera se encarga de atender. En Río Loyo la carne llega al plato desde la parrilla “trozo a trozo”, según destaca la nueva generación, Roberto (siguió estudios de hostelería en Santiago ) y Otilia López Rodríguez . En este restaurante se puede comer por unos diez euros, anguilas (400 gramos), churrasco, postre, vino (cosechero de la zona inmediata de Portomarín ) y café. De los postres, la tarta de piña hecha en casa tiene buena fama. Del menú del día este ejemplo: callos, guiso y arroz, para elegir de primero, y de segundo, churrasco, merluza, bacalao al horno y ternera; postre, pan, vino y café.
Texto: J. de Brais / Fotos : Santy López

'Azul' de Rubián: cocido gallego con castañas


Nombre             Bar Azul
Lugar                 Rubián,Rúa Santiago (acceso a la estación del ferrocarril)
Teléfonos          982 42 42 08
Especialidades  Callos, caza, carne asada y cocida, cocido gallego con castañas y postres
Cierra                No


El bar Azul de Rubián es un establecimiento con más de medio siglo de existencia que mantiene, como desde el primer día, una cocina casera, sencilla y de calidad, en la que mandan los productos de la zona.

Este mesón (fundado por José Ojea Méndez, natural de Castro de Rei de Lemos (Paradela) con una vertiente enfocada al ultramarinos tradicional) es regentado actualmente por Marina Rodríguez Juiz, una cocinera que desde siempre incluye en el cocido gallego un ingrediente que considera indispensable.
Se trata de la castaña, un producto que hasta el siglo pasado constituyó el más referente de la alimentación en Galicia.
No por ello, el famoso cocido de esta casa (por encargo) se queda sin las patatas, nabizas y garbanzos, la parte más ligera de este plato que se completa con la obligada cachola, el lacón y los chorizos. Este cocido casero se puede comer por menos de ocho euros (unas 1.200 pesetas de antes).

El 14 y el 29, los dos días feriados en Rubián, nunca faltan los callos, otro plato emblemático del Azul. Igualmente goza de fama la caza.

Caldo y carne guisada de ternera, además del postre, puede ser el ejemplo del menú del día. A su vez, la repostería del Azul presenta muy alta catalogación. Flan, roscón, tortilla de ron (hay pocos lugares que la igualen), filloas y el arroz con leche, son sólo una muestra.

Un dato sobre la bodega: desde hace más de medio siglo adquiere el vino al mismo cosechero, del municipio de Sober.
Texto: J. de Brais / Fotos : Santy López


domingo, 13 de mayo de 2012

Casa Seijo, el templo vilalbés del 'capón recheo'


Nombre             Casa Seijo
Lugar                 Rúa Plácido Pena, 60.,Vilalba.
Teléfonos          982 51 07 19.
Especialidades  Capón, bacalao al pil-pil, empanada, callos, carnes y mariscos.
Cierra                No.



La cocina vilalbesa tiene un nombre propio en Casa Seijo, restaurante con más de medio siglo de historia, que ofrece como plato estrella (en la segunda mitad del último mes del año) el capón recheo (de otras carnes o de ostras), según reconoce la cocinera Marina Álvarez Fernández. Ésta sucedió a otra excepcional cocinera, su suegra, Remedios Cendán Ramudo, conservando la oferta tradicional de la casa fundada por José Vázquez Seijo y su hermano Ramón, vecinos de la parroquia vilalbesa de San Simón da Costa. En la actualidad, el hijo de este último, Ramón Vázquez Cendán y su esposa Marina, siguen apostando por una oferta sencilla y de calidad. Este es el caso del caldo gallego, de los callos (este plato, los domingos, festivos y el día del feirón) o de la empanada casera, sin olvidarse de las carnes y de los mariscos. Atención a una recomendación de la cocinera: almejas o bonito en escabeche o empanada, para continuar con un bacalao al pil-pil y con una carne asada. ¿Postres? Dos emblemáticos, el roscón de Vilalba y el queso de San Simón con miel. El flan y la tarta de almendra también son de categoría. Un apunte sobre el menú diario: tres primeros para elegir (por ejemplo, caldo, sopa o fabada) y tres segundos (ternera asada, pollo o lomo de cerdo al horno). El vino de la casa, de Valdeorras.
Texto: Alonso Sánchez / Fotos : Santy López

'A Cofradía' de Rinlo, la perla del arroz de marisco


Nombre             A Cofradía
Lugar                 Rinlo,Ribadeo.
Teléfonos          982 12 30 07.
Especialidades  Arroz con marisco (arroz de marisco). Se sirve por encargo y a hora concertada.
Cierra                Martes, excepto en julio y en agosto.


A Cofradía del pueblo pesquero de Rinlo, con una trayectoria ascendente, configura un restaurante que se asocia a un plato. "Imos a comer o arroz a Rinlo", es una referencia para gentes de A Mariña luguesa y de Asturias, para veraneantes habituales en la zona o para turistas en general. El arroz con marisco es una especialidad portuguesa, que logró con maestría introducir María del Carmen Postigo Fernández en la gastronomía rinlega, localidad, antaño famosa por las cetáreas de marisco. Esta especialista, fallecida hace pocos años en accidente de tráfico, era la hija de Dina Fernández Muruais, una abuela culinaria, y madre de Gerardo Martínez Postigo, titular de A Cofradía, que tiene como encargado en el comedor a Juan Ramón Martínez. Langosta, bogavante, almejas, langostinos, además del arroz y otros ingredientes, son algo obligado para esta vianda que está reñida con la impuntualidad, puesto que no acepta esperas, y va muy bien con un albariño. Una ración (no se sirve menos) por 27 euros resulta suficiente para dos personas. Aunque el arroz, casi puede considerarse un plato monográfico, la merluza con erizos o los langostinos a la cofradía, son dos alternativas, pero hay otras más. Postres recomendados: la tortilla de ron, la tarta de queso y el flan.
Texto: ALONSO SÁNCHEZ / Fotos : SANTY LÓPEZ

‘Suso ’ de Pedrafita,la carnicería en casa


Nombre             Mesón Parrillada Suso
Lugar                 Pedrafita do Cebreiro,Constitución, 4
Teléfonos          982 36 71 47
Especialidades  Carne a la brasa, callos, pulpo y caldo
Cierra                No


El Suso de Pedrafita do Cebreiro es un mesón parrillada que tiene la carnicería en casa. No se trata de una frase hecha, sino que hace unos 30 años Dolores Aira Vecin y Jesús Fernández abrieron una carnicería y unos 18 después el mesón, actividades que compaginan en la actualidad; ya cuentan con la colaboración de su hijo José Manuel Fernández Aira.

El Suso tiene una orientación hacia la carne de vacuno a la brasa — por cierto de la zona —, en el que se puede comer un chuletón de 600 gramos por seis euros. Sin embargo, en este establecimiento no sólo funciona la parrilla, sino que todos los días del año oferta otros dos platos como son los callos (con garbanzos son los más solicitados) y el pulpo.

A su vez,los sábados hay cocido gallego. El caldo tradicional,por supuesto de berzas,está catalogado también dentro de los platos recomendados. La merluza a la cazuela y las almejas a la marinera (por encarga)ocupan un lugar de honor. En cuanto al menú del día, éste en el Suso es abundante y además está realmente bien presentado. Un ejemplo: caldo, callos y pulpo, para elegir como primero; estofado, bacalao y carne a la brasa (churrasco), para el segundo, y de postre, queso de O Cebreiro, miel y fruta, entre otros. El vino de la casa, dos tipos: de O Ribeiro y de El Bierzo. Dentro de una clientela que puede considerarse fija, al margen de gentes de la zona, numerosos bercianos tienen como propia la casa de Dolores Aira.
Texto: Alonso Sánchez / Fotos : Santy López

lunes, 7 de mayo de 2012

'Las Vegas', una casa con jabalí todo el año




Nombre             Las Vegas
Lugar                 Ribas de Sil,San Clodio, Rúa Ferrocarril, 1.
Teléfonos          982 42 82 83 y 43 51 12
Especialidades  Caza (principalmente jabalí y corzo), paella, anguilas y embutidos.
Cierra                No.


El antiguo bar Santiago o de A Estación, por la proximidad de éste a la ferroviaria de San Clodio, mantiene ahora con el nombre de Las Vegas una oferta de jabalí, por encargo, durante todo el año. La caza es un emblema de la cocina de Carmen Prieto Diéguez y de su hijo Jorge Quintana Prieto que se encargan de que salgan a pedir de boca el jabalí o el corzo (carnes guisadas con castañas o champiñones) y otros platos en que priman los productos locales, incluidos los de la huerta propia. A su vez, anguilas y embutidos, además de la paella son especialidades que honran la carta de esta casa que dispone de pista de verano, comedor para banquetes, bar y hostal. José Lolo Díaz (en la foto pequeña) y Manuela Prieto Diéguez también forman parte de esta empresa familiar. En Las Vegas por 14 euros se puede comer: embutidos caseros o paella de marisco, jabalí, anguilas y postre. Al margen de esta recomendación no es difícil encontrar en el menú diario, pulpo, cocido, carne asada o conejo. Una oferta de menú: fabada, entremeses, ensalada mixta, lasaña y espaghetti, como primero; de segundo, costilla de cerdo asada, cordero, pollo guisado, merluza, lenguado, bacalao y conejo a la mostaza; incluye a su vez, el postre, pan y vino (de Quiroga). La tarta de queso, flan, arroz con leche y bizcocho tienen reconocida fama.

Pérez de Portomarín, entre anguilas y cordero


Nombre             Restaurante Casa Pérez.
Lugar                 Portomarín, calle Aviación Española
Teléfonos          982 54 50 40
Especialidades  pulpo, anguilas, carne guisada, callos y cordero
Cierra                No


Casa Pérez constituye uno de los primeros establecimientos hosteleros del nuevo Portomarín (1962), pueblo construido al quedar el antiguo bajo las aguas del embalse. Este mesón (inicialmente una tienda de comestibles) se denominaba Bodegas Pérez, debido a que sus fundadores, Antonio Pérez Bruzos y su esposa Amadora López Vázquez, despachaban vino de la zona.

Esta casa, ahora regentada por el hijo del mencionado matrimonio José Pérez López y su esposa Ángeles Sánchez Gómez tuvo en su arranque un referente en la pesca de río,incluidos los clásicos peixes, que sin embargo ahora no tienen la salida de antaño.

No obstante, la anguila mantiene un sitio de honor en la oferta de Pérez, casa que superará la segunda generación; el hijo del matrimonio titular, Roberto Pérez Sánchez, realizó estudios de hostelería (especialidad de bar y restauración). Si las anguilas fritas y el cordero (estofado y al horno) son dos referencias de Casa Pérez, no se queda atrás la empanada. Tanto la de anguila como la de tocino y chorizo tienen mucha fama.

Otros dos platos bien logrados por Ángeles Sánchez son el pulpo (diario,una ración cuesta 5 euros) y los callos (obligatorio cada domingo), sin olvidarse de la carne guisada. No faltan los postres caseros como son la tarta de piña o el flan. La bodega recoge buenos vinos de la tierra y nunca debe decirse que no al aguardiente local. El menú diario está bien cuidado y es muy solicitado por los peregrinos.
Texto: Alonso Sánchez / Fotos : Santy López

‘Vilariño’, de Palas de Rei, la casa del peregrino


Nombre             Restaurante Vilariño.
Lugar                 Palas de Rei, Avenida Compostela, 16.
Teléfonos          982 38 01 52
Especialidades  Callos, cordero, paella, carne asada y pollo casero.
Cierra                No.

El restaurante Vilariño de Palas de Rei consiguió (sólo en cinco años) situarse como referente del buen comer dentro del Camiño de Santiago. Sin embargo, como reconoce su propietario, Jesús María Vilariño Ouro, la carta no es exclusiva para peregrinos, sino que este establecimiento recibe una clientela heterogénea entre la que figura “moita xente obreira”.

El Vilariño apuesta fuerte por el menú. Un ejemplo: de primeros, sopa, ensalada de pasta, ensalada mixta, entremeses variados y empanada de bonito (casera). De segundos, paella (con marisco), costilla asada (ternera y cerdo), carne ó caldeiro, chuleta y filete de cerdo, merluza a la plancha y algún que otro pescado. De postre: flan (de la casa), fruta, queso y tartas (la más pedida es la de Santiago). No falta el café (con gotas). El vino de la casa es de Sober (Mencía).

De esta relación llama la atención la chuleta de cerdo con piel. El edificio que acoge el Vilariño fue construido en el solar del antiguo y emblemático bar España, a cuya última familia propietaria pertenece Jesús María Vilariño, aunque antes de poner en marcha el restaurante dedicó 15 años al noble oficio de carnicero. La carne en el Vilariño es de calidad contrastada. Una sugerencia de la casa, por encargo y por 30 euros: jamón ibérico, pescado (lubina o rape) o almejas, cordero al horno y tarta. El hijo del propietario, Adrián Vilariño Gómez, realizó estudios de hostelería y ya tiene plaza en esta casa. De los fogones se encargan las cocineras locales Araceli y Ana.

'Veva', de Foilebar, la cocina por encargo


Nombre             Casa Veva.
Lugar                 O Incio.,Foilebar .
Teléfonos          982 16 54 40.
Especialidades  Cocido, caza, chorizos fritos, tortilla, cordero, cabrito y truchas.
Cierra                No.
La cunca de barro y la cocina de leña dicen que son dos de los mejores resortes de Veva (Genoveva Carreira Chaos), famosa cocinera de las tierras de O Incio. En esta casa que regentan Veva y su esposo Carlos Leizán Olmo en Foilebar (a unos seis kilómetros de la capital municipal), las viandas son preparadas por encargo, incluida la reserva para el menú diario, aunque este matrimonio asegura que, "nunca naide se marchou desta casa sin levar algo á boca", al disponer de productos propios. Sin embargo, esto último debe ser tomado como una excepción para un imprevisto, porque Veva sabe que en el mercado y en la cocina la prisa no es la mejor aliada. La caza mayor y el conejo (en guiso), la perdiz (secreto), el cordero y el cabrito (asados al horno), las truchas de Santalla, la tortilla o los embutidos y el jamón, son especialidades que desde hace años valoran propios y extraños. Otro exponente —sin olvidarse del caldo, del pan de centeno o del vino de uvas de Pantón— es el cocido; además de los ingredientes clásicos como el lacón, soá, chorizos o cachola, no faltan las castañas que "son cocidas con dous dentes", explica Veva. Los chorizos frescos fritos y con cachelos son motivo de peregrinación. Lo dulce para el final: tartas de varios tipos (la de castañas y la Neve de Foilebar, obligatorias) y roscas de almendra.